Ptosis o Párpado caído

Aprenda sobre la afección comúnmente conocida como párpados caídos (ptosis) y las posibles opciones de tratamiento para corregir el problema antes de que comience a alterar el campo visual.

La ptosis (TOE-sis), también conocida como párpado caído o blefaroptosis, es la posición a normalmente baja del párpado superior. A veces es referido  como un “ojo perezoso” (ambliopía), que puede afectar a uno o ambos ojos.

Los párpados caídos apenas se notan y pueden cubrir completamente la pupila, el iris y otras partes del ojo.

Si el párpado caído es severo o si no se trata, puede llevar a otras afecciones como ambliopía o astigmatismo.

Existen dos tipos de ptosis: adquirida y congénita.

La ptosis adquirida:  es el tipo más común y generalmente se debe a que los músculos que elevan el párpado se debilitan, adelgazan o se estiran.

La ptosis congénita: está presente al nacer y generalmente se debe a la falta de desarrollo de los músculos del párpado llamados levantadores.

Los párpados caídos interfieren con la visión y pueden llevar a producir dolores de cabeza debido a la tensión que se realiza para elevar los párpados. Es muy importante que el trastorno se trate lo antes posible, y prevenir  que empiece a interferir con la visión.

Esto es especialmente importante en los niños, cuya visión aún se está desarrollando. La ptosis puede afectar a personas y de todas las edades y no es más común en un grupo de edad que en otro.

Síntomas de un párpado caído:

El síntoma más obvio de la ptosis es el párpado caído en sí mismo. Otros síntomas incluyen dificultad para cerrar o abrir el ojo, piel adicional en o alrededor del párpado, o la necesidad de inclinar la cabeza hacia atrás para ver mejor.

La fatiga ocular, los ojos desalineados o la visión doble también pueden acompañar a la ptosis. Muchos expertos recomiendan que usted compare una foto suya de hace diez años a una reciente para ver si hay alguna diferencia en sus párpados. Si lo hay, es posible que haya desarrollado ptosis.

Causas de un párpado caído:

Las causas de los párpados caídos son diversas. Se puede nacer con párpados hereditarios caídos, también conocidos como ptosis congénita.

En algunos casos, la ptosis se desarrolla a medida que envejecemos y nuestros músculos se deterioran. Los párpados caídos también pueden ser causados por traumatismo o daño a los músculos que levantan los párpados o a los nervios que controlan estos músculos.

Además del envejecimiento, la causa más común de los párpados caídos es el desarrollo inapropiado del músculo levador. El músculo levantador es el músculo responsable de elevar el párpado superior. Algunas veces, la ptosis puede ser el resultado de una cirugía ocular.

Los tumores oculares, trastornos neurológicos o enfermedades sistémicas como la diabetes también son posibles causas. Ciertos medicamentos llamados opioides (morfina, oxicodona o hidrocodona) pueden causar ptosis. También se sabe que la lírica (pregabalina) causa casos leves de ptosis.

Dependiendo de la causa, la ptosis puede clasificarse como:

  1. Ptosis neurogénica: se refiere a la afección en la cual los nervios adheridos al músculo están afectados.
  2. Ptosis miogénica: Se refiere a la flacidez del párpado debido a un problema con el músculo que levanta el párpado.
  3. Ptosis esponeurótica: Se refiere al efecto involutivo, o cuando las conexiones musculares en el párpado se debilitan.
  4. Ptosis mecánica: Se refiere a una condición en la cual el peso del párpado es demasiado grande para que los músculos lo levanten.

Factores de Riesgo para la Ptosis:

Una variedad de factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar ptosis o transmitirla a sus hijos. Incluyen:

  1. Envejecimiento.
  2. Antecedentes familiares de la afección.
  3. Lesión de nacimiento.
  4. Cirugía ocular como cataratas.
  5. Parálisis de las fibras nerviosas en los párpados.
  6. Diabetes.
  7. síndrome de Horner.
  8. Traumatismo craneal o en los párpados.
  9. Tumor cerebral.
  10. Distrofia muscular.
  11. Miastenia grave.
  12. Diagnóstico de la ptosis.

Con frecuencia, su oftalmologo se lo  diagnosticara con un examen del párpado afectado.

Él o ella le hará preguntas acerca de sus síntomas, antecedentes médicos familiares e historial médico personal. En algunos casos se realizan pruebas médicas para determinar la causa de la ptosis adquirida. Debido a que hay una serie de razones por las que un párpado puede caerse.

Tratamiento de un párpado caído:

Si los síntomas de la ptosis son leves, es posible que no sea necesario el tratamiento. El tratamiento específico generalmente se dirige hacia la causa subyacente.

En algunos casos leves, los ejercicios oculares pueden fortalecer los músculos débiles y corregir el problema. Otras veces se pueden utilizar gafas especiales. Estas gafas tienen una muleta adherida para sostener el párpado.

En casos moderados a severos, la cirugía puede ser la única opción para corregir el párpado. Esto se puede hacer con un procedimiento quirúrgico llamado blefaroplastia.

Durante el procedimiento de blefaroplastia, el cirujano tensará el músculo  levantador, levantando los párpados y mejorando su visión y apariencia.

Si los músculos que realizan la función de levantar los parpados están demasiado débiles para soportar una cirugía normal, el cirujano puede querer sujetar el párpado debajo de la ceja, permitiendo que los músculos de la frente asuman la tarea de levantar el párpado.

En la mayoría de los casos, no se ha observado pérdida del movimiento de los párpados después de la cirugía. Aunque no parezcan simétricos, los párpados serán más altos de lo que eran antes de la cirugía. Por lo general, los moratones y la hinchazón duraran solo  dos a tres semanas. Si se utilizan suturas, se procederá a  retiran  la sutura una semana después.

Se pueden colocar drenajes en la incisión y dejarlos durante un día. La mayoría de las personas sanan sin complicaciones dentro de las seis semanas posteriores a la cirugía. La estancia hospitalaria promedio no es superior a tres días. A algunas personas se les administran antibióticos para combatir o prevenir la infección, mientras que a otras sólo se les administran analgésicos.

Después de la cirugía de blefaroplastia, su médico puede recomendarle:

  1. Mantenga la cabeza elevada y recta cuando descanse en casa.
  2. Evite el ejercicio físico, doblarse, levantar objetos pesados y la actividad sexual durante una o dos semanas después de la cirugía.
  3. Regreso al trabajo siete a diez días después de la cirugía.
  4. Reanude la conducción tres a siete días después de la cirugía, o como se le indique.
  5. Mantenga una dieta líquida o blanda durante los primeros días después de la cirugía; luego reanude los hábitos alimenticios normales.
  6. Llame a su médico si el dolor, inflamación, enrojecimiento, drenaje o sangrado aumenta en el área quirúrgica, o si usted desarrolla signos de una infección (dolor de cabeza, dolores musculares, mareos, fiebre, náuseas o vómitos).

Es importante saber que la ptosis no se arregla sola con el tiempo. De hecho, ocurre lo contrario: empeora gradualmente.

La única manera de arreglar un caso grave de ptosis es con cirugía. Elegir un cirujano o buscar un oftalmólogo puede ser un proceso tedioso, especialmente si los amigos o familiares no pueden ayudar en las referencias.

Elija un oftalmólogo que se especialice en cirugía plástica y reconstructiva, y pida ver fotos de antes y después de los procedimientos previos de su cirujano. La ptosis puede hacer que usted se sienta poco atractivo para empezar, y si su cirujano no está capacitado  para realizar una buena labor de reconstrucción del parpado, puede que su apariencia sufra una considerable transformación y empeore su aspecto con lo que le hará temer por futuros procedimientos correctivos en sucesivas operaciones.

Complicaciones de la ptosis:

Si el párpado caído del niño no recibe tratamiento, puede desarrollar ambliopía u ojo vago.

Si la afección no se corrige, puede haber una disminución en el campo visual del niño y éste puede sufrir dolores de cabeza.

Se pueden presentar complicaciones después de la blefaroplastia, como sangrado excesivo, coágulos sanguíneos, infección en el sitio quirúrgico, cicatrices, músculos faciales asimétricos y daño al nervio facial. Ocasionalmente, la ptosis reaparece después de la cirugía debido a errores como un músculo demasiado apretado o poco apretado.

Si usted todavía no esta afectado y no sufre este problema visual, la próxima vez que se realice un chequeo con su oftalmologo puede informarse realizando las siguientes preguntas:

¿Porque se produce o causa la caída del parpado superior?

¿Qué pruebas se deben realizar para determinar la causa?

Si se le diagnosticara ptosis , cual es  la gravedad de mi caso, ¿cuáles son mis opciones de tratamiento?

¿Serás tú el que realice mi cirugía? Si no, ¿me referirá a un especialista o tendré que buscar por mi mismo?

¿Existen ejercicios oculares que pueden fortalecer los músculos de mis párpados?

¿Qué vitaminas o suplementos pueden mejorar la función del músculo ocular?

Como siempre para resolver cualquier cuestión sobre la ptosis o parpado caído, cataratas, uveitis, problemas visuales, etc.  en la próxima revisión consulte a su Oftalmologo.

 

Puntua el post

Deja un comentario