Importancia de los exámenes oculares de forma regular

A pesar de su edad o bienestar físico, un examen ocular anual le ayudará a identificar cualquier problema en la etapa temprana y tomar tratamiento para el mismo. Exámenes periódicos de la vista comprueban si hay enfermedades comunes, evalúan cómo funcionan sus ojos y evalúan como indicador de su salud en general.

Para los niños, la salud visual y ocular es una parte crítica en la etapa de aprendizaje y desarrollo. Los problemas de la visión subrayan retrasos en el desarrollo o problemas de aprendizaje. Si cualquiera de estos factores como el nacimiento prematuro, antecedentes personales o familiares de enfermedades oculares, lesiones graves, etc. pone a su hijo en mayor riesgo. Se requiere que todos los bebés y niños menores de 5 años se sometan a un examen periódico y a una evaluación apropiada.

Al igual que nuestro cuerpo, nuestro ojo también se debilita a medida que envejecemos. La enfermedad ocular ocurre principalmente en humanos a la edad de 40 años. A partir de los 40 a 65 años de edad, se requiere examen ocular cada dos a cuatro años. Presbicia, cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad son enfermedades oculares comunes relacionadas con la edad que llevan a la pérdida de la visión y la dependencia.

En exámenes oculares periódicos, los médicos no sólo evaluarán la miopía, hipermetropía o astigmatismo, sino que también revisarán cualquier enfermedad como la ambliopía -que ocurre cuando los ojos están desalineados, el estrabismo -defecto de los ojos girados, otras enfermedades como el glaucoma, la retinopatía diabética y otras enfermedades que se desarrollan debido a la presión arterial alta y el colesterol alto.

Un examen ocular exhaustivo y periódico es una de las mejores maneras de proteger su visión porque puede detectar problemas en su etapa inicial. Las personas que pasan largas horas frente a monitores de computadora, soldadores, quienes trabajan en micrómetros, etc. requirieron exámenes regulares para determinar la necesidad de lentes de gafas graduadas. Los doctores también proporcionarán sugerencias y consejos sobre el cuidado apropiado y las gafas para ciertos trabajos específicos.

Estos son algunos procedimientos básicos del examen de la vista:

1. Antecedentes médicos – Al principio, el médico u optometrista evaluará su historial médico actual y pasado, así como su historial médico dentro de la familia para determinar su condición de salud ocular.

2. Examen de agudeza visual – Como base, el optometrista examina la claridad de su visión por medio de una tabla ocular para determinar la nitidez visual actual.

3. Examen de motilidad ocular: se prueba para determinar qué tan bien funcionan los ojos y el sistema visual en términos de movimiento, reflejos y seguimiento.

4. Detectar el error de refracción – Como parte de este paso, se utiliza un foróptero o dispositivo similar para determinar la tasa de error refractivo y determinar los estándares y medidas para las gafas si es necesario.

5. Biomicroscopía: se utiliza una lámpara de hendidura para iluminar el ojo con una luz de alta intensidad para facilitar un examen del segmento anterior del ojo humano, incluyendo la conjuntiva, el iris, el cristalino natural y la córnea.

6. Oftalmoscopia – Es una prueba que le permite a su optometrista ver dentro del fondo de ojo y otras estructuras (incluyendo la retina, disco óptico, mácula y fovea). Esto ayuda a detectar síntomas de afecciones como el desprendimiento de retina o el glaucoma.

Independientemente de su edad o salud física, los exámenes oculares anuales son importantes para ver una visión más clara. Además de la revisión de rutina, también es importante cuidar sus ojos haciendo ejercicio regularmente, dieta nutritiva y siguiendo un estilo de vida saludable.

 

Puntua el post

Deja un comentario