Celulitis periorbitaria o infección del parpado

Vea qué tipo de  celilutis periorbitaria o infección del párpado le está afectando y qué puede hacer para reducir los síntomas que  le está causando.

Las infecciones de los párpados o celulitis periorbitaria  es un trastorno ocular común entre las personas más jóvenes. Las personas mayores son susceptibles a esta afección, sin embargo, generalmente no es un problema a medida que uno envejece, como lo son las cataratas o la degeneración macular.

Existen dos tipos de celulitis periorbitaria, y ambas son más graves que la blefaritis (que por lo general causa sólo picazón y ardor), ya que la inflamación del párpado entero lo hace sensible, caliente en temperatura y rojo. Ocasionalmente, la hinchazón puede extenderse sobre la cara y en algunos casos puede haber secreción.

Los síntomas de la Celulitis Periorbitaria son:

  • Enrojecimiento
  • Sensación de calor intenso.
  • Inflamación del párpado entero.
  • Dolor con los movimientos oculares.
  • Picazón.
  • Quemazón.
  • Extensión a otras partes de la cara/ojos – en casos graves
  • Descargas de Pus.
  • Dolor de Párpado.
  • Fiebre – en casos graves.
  • Dolor de cabeza – en casos severos.

Tipos de Celulitis Periorbitaria:

Existen dos tipos principales de celulitis periorbitaria: Celulitis Preseptal y Celulitis Orbital.

A continuación repasaremos los conceptos básicos de ambos, incluyendo lo que son, las diferencias entre los dos y lo que causa cada condición.

Celulitis Preseptal:

La celulitis preseptal es una infección del párpado, inducida por bacterias. Es la forma básica y más común de celulitis periorbital, ya que rodea la piel anterior al tabique orbial. Es causada por la inseminación contigua de una infección debido a traumatismos faciales o en los párpados, picaduras de insectos o animales, conjuntivitis, chalazión o sinusitis.

Celulitis Orbital:

Esta forma de celulitis periorbitaria es mucho más severa que la celulitis preseptal. Es cuando la infección se extiende más allá del párpado y hacia la parte posterior del ojo. Es muy grave y causa protrusión ocular y visión doble. Es causada por una extensión de una infección en lugares como el párpado, los dientes, los senos paranasales y la cara.

La investigación médica en el campo de la celulitis  orbital y la celulitis preseptal ha demostrado que los individuos con factores particulares son más propensos a desarrollar celulitis preeseptal. Es importante que usted como paciente sepa la diferencia entre los dos tipos de celulitis  periorbitaria  y qué debe tener en cuenta.

Esta afección puede cambiar de leve a grave rápidamente, así que si usted no está seguro, o si siente que sus síntomas están empeorando rápidamente, es posible que deba ponerse en contacto con un oftalmólogo, u hospital mas cercano.

Tratamiento de la Celulitis periorbitaria o infección del Párpado:

No hay muchos tratamientos  que se puedan realizar  en casa, aparte de usar compresas calientes en el párpado o la cara, evitando tocar o frotar y relajarse hasta que se pueda buscar atención médica.

La celulitis  periorbataria se trata médicamente con antibióticos orales o por vía intravenosa, y el control continuo para asegurar que la infección no se propague. Si un paciente sufre de celulitis orbital, puede ser necesaria una cirugía para descomprimir la órbita, drenar un absceso y/o abrir los senos paranasales infectados.

Como recordatorio, es extremadamente importante que usted vea a su oftalmólogo por lo menos una vez al año. Si usted no tiene ningún síntoma de problemas oculares, un examen de la vista es una gran oportunidad para que usted y su médico averigüen si algo está mal o si tiene una afección como la celulitis periorbitaria.

5.0
05

También te puede interesar

Deja un comentario