Causas comunes de los dolores de cabeza en niños por trastornos oculares y visuales

Los dolores de cabeza provienen de muchas fuentes diferentes y las personas a menudo llevan a sus hijos a ver al oftalmólogo primero para descartar problemas de la visión como causa. Generalmente no es un problema relacionado con la visión, pero hay casos que tienen una correlación directa con los ojos. Si los dolores de cabeza están relacionados con problemas oculares, la mayoría de las veces habrá una tarea visual específica alrededor de la cual los dolores de cabeza parecen centrarse. Puede ser lectura, uso de ordenador, tablet , videojuegos o tiempo bajo el sol.

Las varillas de las gafas  pueden causar presión detrás de las orejas y en los lados de la cabeza si no están bien ajustados. Las monturas que están inclinadas pueden alterar la prescripción efectiva del lente y provocar cansancio ocular. El níquel es un componente común en muchas monturas metálicas (y en partes de las de plásticos).

Las alergias al níquel son bastante comunes y pueden causar molestias, picazón y posibles dolores de cabeza leves.
La receta de su hijo puede causar dolores de cabeza bajo ciertas condiciones. Las grandes cantidades de hipermetropía sin corregir son probablemente la causa más común en los niños. Con la hipermetropía, pueden tener la capacidad de enfocar para pasar la prueba de la tabla optométrica con éxito mientras no usan lentes graduadas. Al hacerlo, pueden estar cerca de utilizar toda su capacidad de reserva de enfoque.

Esto sería como pasar todo el día caminando por ahí cargando cerca de la cantidad máxima de peso que usted puede sostener. Debido a que el músculo ciliar o de enfoque se considera músculo liso y no se fatiga como los músculos estriados que usted usa para sus brazos o piernas, hay algún desacuerdo sobre este punto. Es realmente un punto académico ya que los dolores de cabeza ocurren comúnmente, posiblemente debido a variaciones en el enfoque y la claridad resultante, constricción del tejido del iris coloreado u otros factores desconocidos.

¿Cuánta hipermetropía no corregida se requiere para causar dolores de cabeza?

Sabemos que las cantidades más altas son más significativas a medida que aumenta la edad, pero con cantidades más bajas no está tan claro qué niveles crean tensión ocular y dolores de cabeza. A veces la única manera de saber es llenar su receta de anteojos y ver si los dolores de cabeza se resuelven.

Los problemas de enfoque en general son muy difíciles de diagnosticar con precisión. Los ojos pueden estar sobreenfocados, subenfocados, con enfoque variable y, en raras ocasiones, con espasmos de enfoque. Algunos medicamentos recetados pueden causar problemas de enfoque, resequedad en los ojos y sensibilidad a la luz, lo que aumenta la probabilidad de dolores de cabeza.

La miopía no corregida puede hacer que el niño entrecierre los ojos para ver la pizarra y provocar dolores de cabeza. Por lo general, se quejarán de visión borrosa, a diferencia de la hipermetropía. La miopía normalmente se ha corregido debido a la visión borrosa antes de que haya quejas sobre los dolores de cabeza.
El astigmatismo es una afección en la que el ojo tiene dos curvaturas diferentes, con forma más parecida a la mitad de una pelota de tenis apretada por arriba y por abajo. Aunque el astigmatismo borra la visión, los niños con frecuencia notan más fatiga visual que borrosidad. El ojo está enfocando para una curva y luego la otra tratando de encontrar el punto de enfoque más claro. Los niveles de astigmatismo de moderados a altos pueden causar dolores de cabeza, pero por lo general el niño tiene quejas que suenan más a cansancio de la vista y puede estar entrecerrando los ojos para tratar de aclarar las cosas.

La insuficiencia de convergencia es una de las causas principales de los dolores de cabeza relacionados con la visión en los niños. Cuando su hijo lee o trabaja de cerca, los ojos tienen que realizar dos funciones. Primero tienen que ajustar el enfoque para la distancia correcta. En segundo lugar, deben girar ambos ojos (converger) para apuntar en la dirección exacta de lo que están mirando.

La mayor parte de la lectura se realiza aproximadamente a una distancia de 25/ 30 centimetros o 12/14 pulgadas de la cara en los niños. Los niños deben ser capaces de mantener sus ojos apuntando a un objeto al menos hasta que esté a una distancia de 4 a 6 pulgadas o 10/15  de su nariz. Si no pueden, carecen de suficiente capacidad de reserva para mantener sus ojos apuntando al objeto y tendrán fatiga visual y dolores de cabeza.

La gravedad del problema está relacionada con qué tan bien funciona su cerebro al apagar parcialmente la imagen de un ojo. Si carecen de esta capacidad, los dolores de cabeza pueden ser severos con el trabajo de cerca, lo que resulta en dolores de cabeza, fatiga ocular, visión borrosa y calificaciones bajas en la escuela.

Los desequilibrios musculares son similares a la insuficiencia de convergencia. Debido a que los músculos o tendones del ojo están ligeramente deformados o insertados de manera ligeramente anormal, sus ojos pueden tener una tendencia a voltearse hacia adentro, hacia afuera, hacia arriba o hacia abajo. Luchar constantemente para evitar que las imágenes se dupliquen puede causar dolores de cabeza frecuentes si el cerebro no es bueno para apagar una de las imágenes.

Las disparidades de fijación son errores de alineación ocular muy pequeños que pueden tener un resultado similar pero que sólo se pueden diagnosticar con las pruebas adecuadas.

Las migrañas son una causa muy común de dolores de cabeza y toman muchas formas diferentes. Por lo general, hay un historial familiar de migrañas que ya se conoce. Los niños que desarrollan migrañas a una edad más avanzada a menudo se marean a edades más tempranas. Estos dolores de cabeza tienden a estar en un lado de la cabeza y pueden estar asociados con náuseas y sensibilidad a la luz. Las migrañas deben ser examinadas a fondo y diagnosticadas en conjunto con el pediatra de su hijo y posiblemente con un neurólogo.

La única asociación que tienen las migrañas con los ojos es que algunas personas tienen migrañas desencadenadas por pequeños cambios en su prescripción de lentes, y algunas migrañas pueden causar daños muy menores en los ojos con el tiempo.

Algunos niños y adultos son naturalmente muy sensibles a pequeños cambios en la graduación de sus anteojos o lentes de contacto. Cada vez que hay un cambio menor empiezan a tener dolores de cabeza, y aprenden rápidamente que es hora de una cita con el optometrista. Los niños autistas pueden tener un tipo de problema opuesto, y aclarar la visión en exceso puede contribuir a la sobrecarga sensorial y a los dolores de cabeza.

Las causas raras de los dolores de cabeza alrededor de los ojos son tumores alrededor del nervio óptico o del ojo. La inflamación dentro del ojo que a veces acompaña a la artritis infantil y otras enfermedades autoinmunes puede causar dolor ocular, dolores de cabeza y sensibilidad a la luz. La sensibilidad inusual a la luz, los ojos rojos, los dolores de cabeza, las pupilas anormalmente pequeñas o grandes, los cambios en el comportamiento y las calificaciones escolares pueden ser indicadores del uso de drogas ilícitas, ahora comunes incluso en las escuelas primarias. Los consejeros escolares por lo general tienen una idea bastante clara de quién está involucrado y es una llamada rápida.

Una infección sinusal puede provocar dolores de cabeza alrededor de los ojos y, en raras ocasiones, incluso la pérdida de la visión.
Nunca olvides la falta de sueño. La fatiga, la mala alimentación, los accidentes de cafeína, la deshidratación y el estrés probablemente causan la mayoría de los dolores de cabeza. Los exámenes oftalmológicos preventivos para niños siempre ayudan a descartar algunas causas fácilmente solucionables, así que no descuide un chequeo ocular si su hijo esta sufriendo dolores de cabeza.

Por último, pero no menos importante es el amigo que acaba de tener el síndrome de las gafas nuevas. De repente, su hijo desarrolla visión borrosa y dolores de cabeza. Afortunadamente, un optometrista puede diagnosticar este caso muy fácilmente. Algunas veces usted puede considerar discutir por adelantado con el doctor de atención de la vista de su hijo un par de gafas de placebo con poca o ninguna prescripción. Ocasionalmente, con un niño de voluntad fuerte, es más fácil dejarle usar un par durante seis meses y gastar su energía en las batallas más grandes.

Diez razones por los que estar preocupado si su hijo tiene dolores de cabeza.

1. Dolores de cabeza que continúan empeorando o volviéndose más frecuentes.
2. Dolores de cabeza que ocurren en la misma área del ojo o de la cabeza.
3. Dolores de cabeza que despiertan a los niños en la noche o están presentes al comienzo del día.
4. Dolores de cabeza acompañados de visión doble, visión borrosa o movimientos oculares anormales.
5. Dolores de cabeza que hacen que el niño deje de realizar sus actividades normales.
6. Cualquier dolor de cabeza que ocurra después de una caída, posible golpe en la cabeza o después la pérdida del conocimiento o de la memoria, por breve que sea.
7. Cualquier dolor de cabeza que esté acompañado de cambios en la capacidad de respuesta, pensamiento perezoso, dificultad para hablar, cambios en el equilibrio, diferentes tamaños de pupilas, vómitos severos, ojos medio abiertos y caídos, comportamiento alterado o inusual.
8. Dolores de cabeza que sólo ocurren cuando una persona específica está cerca (posible abuso).
9. Dolores de cabeza que ocurren en otras personas presentes (posible intoxicación por monóxido de carbono).
10. Dolores de cabeza severos de aparición muy rápida, fiebre alta, rigidez en el cuello

Si le preocupa que su hijo tenga dolores de cabeza leves o moderados, comenzar con citas con su optometrista y médico de familia tiene sentido, procediendo a una evaluación neurológica si es necesario.

También te puede interesar

Deja un comentario