Parálisis del nervio creanal VI

¿Qué es la parálisis del nervio craneal VI?

La parálisis del  nervio cranea VI es la debilidad del nervio que acciona el músculo rectal lateral. El músculo rectal lateral gira el ojo lejos de la nariz y cuando el músculo rectal lateral está débil, el ojo cruza hacia adentro hacia la nariz (esotropía). La esotropía es más grande cuando se observa un objeto distante y se mira al mismo lado que el músculo rectal lateral afectado.

¿Qué causa la parálisis del nervio craneal VI?

Las causas más comunes de la parálisis del nervio craneal  VI son: accidente cerebrovascular, traumatismo, enfermedad viral, tumor cerebral, inflamación, infección, migraña, dolor de cabeza y presión elevada dentro del cerebro. La afección puede estar presente al nacer; sin embargo, la causa más común en los niños es el traumatismo. En las personas mayores, un pequeño derrame cerebral es la causa más común. A veces, la causa de la parálisis nunca se determina a pesar de una investigación exhaustiva.

El sexto nervio craneal tiene un curso largo desde el tronco encefálico hasta el músculo rectal lateral y dependiendo de la localización de la anormalidad, otras estructuras neurológicas pueden estar involucradas. La pérdida de audición, debilidad facial, disminución de la sensación facial, párpado caído y/o movimiento ocular anormal pueden estar asociados, dependiendo de la localización de la lesión.

¿Mejora con el tiempo la parálisis del nervio craneal VI?

Es posible que las parálisis se resuelvan con el tiempo, y la cantidad de resolución depende principalmente de la causa subyacente. La parálisis causada por una enfermedad viral generalmente se resuelve completamente; mientras que la parálisis causada por un traumatismo se asocia normalmente con una resolución incompleta. La mejoría máxima generalmente ocurre durante los primeros seis meses después de la aparición.

¿Cuáles son los síntomas de la parálisis del nervio craneal VI?

La visión doble (2 imágenes vistas lado a lado) es el síntoma más común. Si se trata de un ojo, la separación entre las dos imágenes es mayor en la mirada en la dirección del ojo afectado (por ejemplo, la mirada a la izquierda en una parálisis del sexto nervio izquierdo). Por lo general, hay menos visión doble en la fijación cercana que en la fijación a distancia. Los niños no experimentan visión doble persistente, pero son propensos a desarrollar ambliopía dependiendo de la severidad y duración de la parálisis del sexto nervio.

¿Cómo se alivia la visión doble asociada con la parálisis del sexto nervio?

Las gafas de prisma pueden alinear las imágenes y permitir la visión binocular individual en la mirada directa hacia delante. Debido a que el grado de desalineación varía en diferentes posiciones de la mirada, la corrección prismática no elimina la visión doble en todas las posiciones de la mirada. El poder del prisma puede reducirse a medida que la parálisis mejora. El parche en un ojo elimina la diplopía, sin embargo, este tratamiento debe ser monitoreado cuidadosamente en los niños para evitar el desarrollo de la ambliopía.

¿Se puede arreglar la parálisis del sexto nervio?

Después de la observación para la mejoría (al rededor de unos seis meses), se puede realizar una cirugía de estrabismo para mejorar la alineación del ojo si la corrección del prisma no es satisfactoria. La toxina botulínica sola o en conjunto con la cirugía se utiliza ocasionalmente para debilitar temporalmente el músculo recto medial que se tira hacia adentro.

Deja un comentario