Lentes Intraoculares Fáquicas

Si usted está cansado de usar lentes de contacto y gafas graduadas  para ver con claridad, estas lentes implantados pueden ser la solución para usted.

Para los pacientes que tienen miopía o hipermetropía extremas, puede ser  posible implantar una lente en el ojo para corregir el error refractivo sin necesidad de extraer la lente natural. Esto permitirá a los pacientes que aún no son presbiterópicos, mantener su capacidad de enfoque normal para la visión de cerca. Se puede insertar una lente pequeña a través de incisiones extremadamente pequeñas justo  delante de la lente natural para corregir la miopía o hipermetropía.

Un tipo de lente intraocular  para corregir la miopía o miopía extrema se llama Verisyse. Se trata de una lente diminuta pero rígida  y que poco a poco está ganando aceptación entre los oftalmólogos. Otro enfoque posiblemente mejor es utilizar un implante de lente flexible o plegable para corregir la miopía o hipermetropía. Una vez implantado en el ojo, el lente plegable se expande a su tamaño completo, permitiendo que el ojo permanezca relativamente como y si exceso de extress , reduciendo así el astigmatismo y el tiempo de recuperación.

¿Qué son los lentes intraoculares Fáquicas?

Un lente intraocular fáquicas , es un lente implantada dentro del ojo para la corrección de la miopía extrema o hipermetropía extrema.

En efecto, el lente se convierte en un lente de contacto interna en lugar de serlo en la superficie del ojo. Por lo general, se recomienda para pacientes cuya corrección visual está fuera del rango que se puede tratar con seguridad con cirugía LASIK.

Debido al riesgo levemente incrementado de complicaciones más graves, el PIOL se reserva para altas cantidades de miopía o hipermetropía, por encima de los límites actuales del LASIK.

En los lugares donde esta tecnología está disponible, los cirujanos están implantando el PIOL en pacientes con miopía mayor de 12.00 a 15.00 dioptrías e hipermetropía mayor de 4.00 a 6.00 dioptrías. A pesar de los excelentes resultados en la mayoría de los casos, las complicaciones asociadas con los implantes son actualmente la mayor preocupación. Específicamente, en los primeros estudios, un pequeño porcentaje de pacientes desarrollaron cataratas poco después de la implantación del cristalino.

También existe un pequeño riesgo de endoftalmitis (infección dentro del ojo) debido a que la incisión quirúrgica realmente entra en el ojo. Esta rara complicación rara podría llevar a la pérdida completa de la visión. La pérdida de células endoteliales con algunos diseños de lentes también es una preocupación y está siendo estudiada rigurosamente. La Lente Versyse ya está aprobada por la FDA y algunos oftalmólogos en los Estados Unidos están realizando este procedimiento con otras lentes como parte de un ensayo clínico de la FDA. El procedimiento es muy prometedor para las personas extremadamente miopes o hipermétropes. Los oftalmólogos están ansiosos por ver cómo les va a las lentes implantables en los estudios actuales utilizando los nuevos diseños de lentes y técnicas de implantación. Estas lentes se están utilizando actualmente en Europa y América del Sur con tasas de éxito muy altas. Los resultados se presentarán a la Food and Drug Administration con la esperanza de que la FDA autorice a otros cirujanos oculares a utilizar esta nueva y emocionante tecnología.

Deja un comentario