Blefaritis o inflamación del párpado, síntomas, tipos y tratamiento

Aunque la blefaritis en sí misma es inofensiva, podría desarrollarse en asociación con una afección subyacente. Aprenda acerca de las diversas causas y tipos de blefaritis y lo que usted puede hacer para tratarla.

Afecta a personas de todas las edades, la blefaritis es un trastorno ocular común y no contagioso causado por enfermedades bacterianas o cutáneas. Implica la inflamación de los folículos de las pestañas, a lo largo del borde del párpado, formando escamas parecidas a la caspa y se sitúa entre  las pestañas.

¿Que es la Blefaritis?

Aunque la mayoría de los expertos tratan la blefaritis como una condición muy seria, no se sabe que cause ningún daño permanente a la vista. Los profesionales del cuidado de los ojos generalmente se dan cuenta de la afección durante los exámenes oculares exhaustivos.

Síntomas de la blefaritis:

Existen muchos síntomas diferentes que usted puede buscar para averiguar si tiene blefaritis o inflamación de los párpados. Algunos de estos síntomas son más graves que otros, y algunas veces una persona no experimenta ninguno de estos síntomas. Los síntomas más comunes incluyen:

Tipos de blefaritis:

Existen dos tipos de blefaritis, la anterior y la posterior. Repasaremos las diferencias de cada uno, así como lo que los causa.

Blefaritis anterior – Este tipo afecta el borde frontal externo del párpado, donde las pestañas se conectan con el párpado y generalmente es causado por bacterias (blefaritos estafilocócicos) o caspa del cuero cabelludo y las cejas (blefaritis seborreica). Menos comúnmente podría deberse a alergias o una infección  en las pestañas.

Tratamiento de la blefaritis:

Dependiendo del tipo que usted pueda tener, hay varios métodos diferentes para tratar esta afección. El método de tratamiento más común, independientemente del tipo que usted tenga, es mantener sus párpados limpios y libres de costras. Otros tratamientos son:

  • Compresas calientes para aflojar o ablandar las costras duras de los pestañas.
  • Antibióticos.
  • Si las glándulas están bloqueadas, se realizan masajes en los párpados para limpiar el aceite acumulado en los mismos.
  • Lágrimas artificiales.
  • Ungüentos o pomadas lubricantes.
  • Uso de champú/acondicionador anticaspa.
  • Reducir el tiempo empleado en maquillaje/cosmética ocular.
  • Suspensión del uso de lentes de contacto hasta solución de la infección.
  • Mejora de la higiene personal.

Ocasionalmente, algunos casos de blefaritis requieren tratamiento más complejos.

La blefaritis rara vez desaparece por completo, e incluso con un tratamiento exitoso pueden ocurrir recaídas. Sin embargo,  si se aplica el tratameinto correcto desde que se perciben o precian los primeros sintomas la curacion sera rapida. Además, tenga en cuenta que antes de poder tratar la blefaritis, debe tratar la afección subyacente o el problema que está causando la blefaritis.

Solicite una cita con el médico si los síntomas empeoran o no mejoran después de una limpieza cuidadosa de los párpados durante varios días.

Como recordatorio, es extremadamente importante que usted vea a su oftalmólogo por lo menos una vez al año. Si usted no tiene ningún síntoma (algunos no lo tienen) un examen de la vista es una gran oportunidad para que usted y su médico averigüen si algo está mal o si tiene una afección como la blefaritis, orzuelos, astigmatismo, cataratas.

 

Deja un comentario