Abrasión corneal

Sepa reconocer una abrasión corneal, que pueden ser leve o severa, y cómo se trata, previene y diagnostica.

Una abrasión corneal es un raspado o arañazo en la córnea. La córnea es la cubierta protectora transparente que cubre el frente del ojo y es la primera parte del ojo en refractar la luz. La córnea contiene varias terminaciones nerviosas justo debajo de su superficie. Cuando estas terminaciones nerviosas se interrumpen o dañan, puede ocasionar dolor intenso.

Síntomas de una abrasión corneal:

Los síntomas varían de una persona a otra, dependiendo de la gravedad y ubicación de la abrasión. Los síntomas mas frecuentes  de abrasión corneal son:

¿Qué causa las abrasiones corneales?

Las abrasión corneal es  el resultado de una lesión de la córnea. Las causas comunes son:

Diagnóstico de una abrasión corneal:

Si usted está experimentando síntomas de una abrasión corneal o se ha lesionado un ojo, debe buscar atención médica para realizar  un diagnóstico y aplicar  tratamiento apropiado.

Durante se realiza el  examen ocular , el oftalmólogo le hará preguntas acerca de sus actividades diarias, las posibles causas de la abrasión, los síntomas que está experimentando y si usted tiene alguna enfermedad o trastorno ocular como  glaucoma.

Se le aplicaran gotas anestesistas  para aliviar temporalmente el dolor de sus ojos  y permitir que su ojo permanezca abierto durante el examen oftalmologico. Las gotas que se utilizan  son  de color amarillo  junto con una luz azul. Las gotas contienen un colorante llamado fluoresceína que mejora la abrasión corneal y facilita el diagnóstico.

Tratamiento de la abrasión corneal:

La mayoría de las abrasiones menores no necesitan tratamiento y se curan por sí solas en pocos días, pero la recomendación  del tratamiento dependerá de la causa de la abrasión.

Por ejemplo, si usted estaba de excursión en la montaña o campo  y se produjo un  contacto con su ojo con la  rama de árbol o arbusto, su oftalmólogo podría recetarle un antibiótico para prevenir una infección o úlcera corneal.

Pero si su abrasión es el resultado de una mota de polvo que se introdujo en el ojo, es posible que sólo tenga que lavarse el ojo con agua. Los productos que se pueden encontrar en farmacias  como lágrimas artificiales o lubricantes pueden aliviar el malestar temporalmente, mientras que los productos como Tylenol pueden aliviar el dolor.

El uso de gafas de sol también puede reducir el dolor en algunas personas.

La mayoría de los oftalmólogos sugieren que sus ojos descansen lo más posible manteniéndolos cerrados. Para la mayoría de las personas, no se recomiendan actividades como leer y conducir durante el proceso de curación.

Se pueden utilizar gotas oculares que contengan esteroides para reducir la inflamación y prevenir las cicatrices corneales.

Su oftalmólogo puede sugerir que utilice gotas para controlan los espasmos musculares en su ojo y asi  aliviar el dolor y la fotofobia.

En algunos casos, se puede requerir un parche ocular, aunque recientemente se ha demostrado que los parches oculares no hacen nada para tratar o curar las abrasiones corneales y de hecho pueden tener un impacto negativo en el proceso de cicatrización. Los oftalmólogos que los utilizan  tienen razones específicas para recomendar  el uso de un parche ocular. En la mayoría de los casos, los parches oculares no tienen efectos significativos sobre el resultado del tratamiento. Hable con su oftalmólogo para obtener más información sobre el uso de  parches.

Dependiendo de la naturaleza de la lesión, se puede recomendar una vacuna contra el tétanos, especialmente si usted no está vacunado recientemente.

Abrasion Corneal

Factores de riesgo de abrasión corneal:

Todas las personas  están en riesgo de  poder producirse una abrasión corneal. Una lesión directa causada por un objeto como un lápiz, una grapa o una uña puede causar una abrasión en la córnea.

En algunos casos,  dependiendo del trabajo que realice  una persona puede aumentar su riesgo.

Por ejemplo, los agricultores, los trabajadores de la madera y los obreros de la construcción trabajan en ambientes que contienen partículas suspendidas en el aire  como el polvo y la arena. Otros factores adicionales que pueden aumentar su riesgo de desarrollar una abrasión corneal son:

Complicaciones con la abrasión corneal:

Se pueden producir  complicaciones por abrasión corneal  si no se aplica un  tratamiento correcto o no se visita al oftalmólogo para revisar y aplicar tratamiento correcto.

Los arañazos en la córnea pueden llevar a úlceras corneales o llagas abiertas en la córnea.

La infección se puede derivar  a otras partes del ojo y puede ocasionar cambios temporales o permanentes en la visión, incluyendo pérdida de la visión.

Si la abrasión es severa, se pueden producir  cicatrices permanentes en la cornea. En los casos más extremos, se necesita realizar  un trasplante de córnea.

Un trasplante de córnea implica extirpar una córnea dañada y reemplazarla por una nueva.  Este procedimiento requiere una  intervención y estancia en un hospital de varios días, después de lo cual la recuperación seria aproximadamente de tres a cuatro semanas.

Prevención de la abrasión corneal:

A continuación se proponen  algunos consejos para prevenir las abrasiones corneales:

Póngase en contacto con el oculista si sospecha de una abrasión corneal o si:

Preguntas que debe realizar a su Oftalmologo sobre la abrasión corneal.

  • ¿Es grave  es la abrasión de mi córnea?
  • ¿Cuánto tiempo durarán los síntomas?
  • ¿Cuáles   son las  opciones de tratamiento?
  • ¿Habrá complicaciones a largo plazo con  este problema?
  • ¿Cuánto tiempo debo esperar para comunicarme con usted si los síntomas persisten después del tratamiento?

Como recordatorio, es extremadamente importante que usted vea a su oftalmólogo por lo menos una vez al año. Si usted no tiene ningún síntoma de problemas oculares, un examen de la vista es una gran oportunidad para que usted y su médico averigüen si algo está mal o si tiene una afección como la abrasión corneal.

Deja un comentario